Herencia: Tormenta De Galveston Del 1900

Foto de Tormenta de GalvestonTormenta de Galveston del 1900


El 8 de septiembre, 1900, Galveston, Texas fue abatido por un huracán de tan destructiva fuerza que aún continúa conociéndose como el peor desastre natural en la historia de los Estados Unidos.

Más de 6,000 hombres, mujeres y niños perecieron. Entre los muertos se encontraron 90 niños y 10 Hermanas católicas del orfanato de St. Mary. Solo tres niños y un himno llamando “Reina de las Olas” fueron los sobrevivientes del orfanato.

Antes de la Gran Tormenta, el Orfanato de St. Mary se encontraba en una hermosa playa solo a tres millas al oeste de la ciudad de Galveston. Establecido por la Congregación de las Hermanas de la Caridad del Verbo Encarnado, el orfanato era el hogar de 93 niños y las 10 Hermanas que los cuidaban. El orfanato consistía de dos dormitorios de dos pisos con balcones mirando al golfo. Entre los dormitorios y el golfo había grandes dunas de arena en donde había árboles de cedro.

En la mañana del 8 de septiembre, 1900, empezó a caer la lluvia y los vientos incrementaban en fuerza. La comunidad había experimentado muchas tormentas del golfo anteriormente, pero ésta iba a cambiar a Galveston por siempre. Alrededor del medio día Hermana Elizabeth Ryan, que había ido a la ciudad a recoger provisiones, regresó al orfanato. Ella no quiso escuchar las súplicas de las Hermanas de la Enfermería de St. Mary, un hospital que también fue fundado por la Congregación, para que se quedara allí hasta que la tormenta pasara.
A mitad de la tarde, las aguas del golfo habían erosionado las dunas de arena y se acercaban a las gradas de los dormitorios. Las Hermanas llevaron a todos los niños al dormitorio de las niñas porque era el más nuevo y el más fuerte de los dos. Para calmar a los niños, las Hermanas les cantaban “Reina de las Olas” un viejo himno francés. Las aguas continuaban elevándose, eventualmente entrando a los dormitorios. Las Hermanas llevaron a los niños al segundo piso y otra vez les cantaron “Reina de las Olas”.

Entrada la tarde, las aguas del golfo cubrían el primer piso del dormitorio. En un esfuerzo para proteger a los niños, las Hermanas se amarraron a los niños con una soga. Cada Hermana se amarró de 6 a 8 niños. Fue un esfuerzo valiente pero muy sacrificado. Con los vientos de alrededor de 150 millas por hora y olas de 20 pies, las Hermanas y los niños escucharon cómo cayó el dormitorio de los niños sobrecogido por las aguas. Una vez más cantaron el himno. Eventualmente, el dormitorio de las niñas también colapsó.

Solo tres niños pudieron escapar: Albert Campbell, Frank Bulanek Madera y William B. Murney. Las 10 Hermanas y 90 niños que murieron en la tormenta fueron enterrados en donde se les encontró, todavía amarrados juntos. A pesar de ésta gran pérdida, las Hermanas de la Caridad del Verbo Encarnado continuaron su misión y un año después abrieron el nuevo orfanato de St. Mary en la ciudad. Continuó operando hasta 1965 cuando los orfanatos fueron reemplazados por casas temporales.

Hoy nuestra Congregación ha expandido el ministerio de Jesucristo a comunidades por todo Texas así como Louisiana, Arkansas, Utah y California. Además, la Congregación tiene ministerio en Irlanda, El Salvador, Guatemala, y Kenya. Donde quiera que estemos en el mundo, el 8 de septiembre, cantamos “Reina de las Olas” Cantamos y recordamos a las Hermanas, a los niños y a todos aquellos que sufrieron la increíble tragedia conocida como la Gran Tormenta del 1900.

Para más información, visite la página oficial del 100 aniversario del Huracán de Galveston.

Idiomas

Hna Vincent

"Hna Vincent Cottier es una de las 10 Hermanas que perecieron en la Tormenta del 1900"

 

Imagen del libro
"Historias de Galveston"
Presione aqui
para ordenar su copia.
 
Imagen del CD
"Reina de la Olas" en CD.
Presione aqui
para ordenar su copia .
 
Imagen del pdf
Para bajar un PDF de Reina de la Olas, presione aqui.